Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

 

Ester

Mujer judía, del linaje de Benjamín (Est 2.7), que llegó a ser reina del Imperio Persa. Por su gestión liberadora es heroína de su pueblo en una hora de crisis nacional (4.14ss). Era huérfana de padre y madre, pero su primo Mardoqueo (Est. 2.7), varón inteligente (Est. 2.20), caritativo (Est. 2.7), precavido (Est. 2.11), fiel al rey (Est. 2.22) y firme en sus convicciones religiosas (Est. 3.2), la adoptó como hija. Su nombre hebreo era Hadasa (Est. 2.7).

A Ester la eligieron por esposa del rey Asuero, y en este cargo le fue necesario, por algún tiempo, ocultar su origen judío (Est. 2.10, 20). Sin embargo, esto le permitió gobernar en favor de los suyos. Su primer gran enemigo dentro de la corte fue Amán, primer ministro nombrado por Asuero y cruel enemigo de los judíos (Est. 3.1). Amán hizo que el rey firmara un edicto de destrucción contra los israelitas (Est. 3.9–15), pero Mardoqueo supo del peligro que se cernía sobre su pueblo y acudió a la reina Ester para ordenarle inmediata intervención (Est. 4.12–14). Ester ayunó (Est. 4.16), lo cual indica su sincera piedad, y uniendo su diplomacia de reina con la inteligencia de su primo Mardoqueo, a quien obedeció en todo (Est. 4.17), obtuvo que el rey dictase otro decreto en favor de los judíos perseguidos (Est. 7.1–8.12). A Amán lo condenaron a morir en la horca que él mismo ordenó levantar para Mardoqueo (Est. 7.10). Desde entonces los judíos conmemoran esta victoria con la fiesta nacional llamada Purim (Est. 9.17–32). Después de la muerte de Amán, Mardoqueo ocupó el puesto de primer ministro del gran Imperio Persa (Est. 10.3) que, según narra la Biblia, «se extendía desde la India hasta Etiopía, sobre ciento veintisiete provincias» (Est.1.1).

Ester se distingue sobre todo por su obediencia (Est. 2.20) y humildad; su admirable discreción (Est. 2.10, 20) y simpatía (Est. 2.7, 15); su preocupación por el bienestar de sus semejantes (Est. 4.5); su valor (Est. 4.11, 16; 5.1) y diplomacia (Est. 5.4, 12); su dureza con los perversos (Est. 7.6) y su fe (Est. 4.16); y su firme compromiso con los necesitados y perseguidos.

Ester ha sido fuente de inspiración para numerosas obras inmortales. Entre ellas figuran la tragedia Ester de Jean Racine, y la tragicomedia La hermosa Ester que, según Menéndez y Pelayo, «es la mejor comedia bíblica de Lope de Vega».

 

Linaje Escogido

Página Principal    Que es La Biblia    Contenido de La Biblia    Antecedentes Históricos    La Biblia en Español

Los Libros de La Biblia    Mapas Bíblicos    Tema de Estudio    Reflexiones    Sus Comentarios