Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

 

 

 

Text Box: LINAJE ESCOGIDO
El Espíritu de Dios y el Espíritu del Anticristo 

Por Eduardo Leiva

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. (1 Juan 4:1) 

En la actualidad, como en los tiempos en que el Apóstol Juan escribió su primera epístola universal, hemos sido testigos de una creciente proliferación de sectas y denominaciones que, a simple vista, parecen inofensivas e incluso sus enseñanzas y criterios apegados a La Biblia, pero que sin embargo, están llenas de falsas doctrinas y de enseñanzas antibíblicas. 

De hecho, la principal preocupación no reside en el número de ministerios y líderes que las instituyen, sino en la cantidad de gente que están siguiendo dichas doctrinas y la facilidad con la que son engañados, y peor aún, personas que antes asistían a iglesias con mayores fundamentos teológicos se dejan arrastrar por sabidurías que al parecer les resultan más atractivas, presentadas por personas que gozan de un gran carisma para hablar y que al escucharlos, parecen hablar de verdades incuestionables, de verdades reveladas por el Espíritu Santo de Dios. 

Esto conduce a una gran cantidad de reflexiones, pero básicamente me voy a centrar en una de ellas:

-          El desconocimiento que la mayoría de las personas tienen de La Biblia. 

Con respecto este punto, es incuestionable que la mejor arma que tiene el creyente es La Biblia, la Palabra de Dios, el mayor legado que Dios a puesto en manos del hombre; La Biblia es la espada del creyente, su escudo, su luz, en ella están reveladas las promesas, los misterios, la esencia misma de Dios, su mente, su pensamiento, sus enseñanzas.

No podemos ser participes de una verdadera comunión con Dios, sino estamos en contacto con su Palabra. 

Uno de los denominadores comunes de estos ministerios, es que toman versículos aislados de La Biblia y en ella fundamentan verdades absolutas, llegando incluso a decir que hay partes de La Biblia que no deben ser tomadas en cuenta (porque van contrarias a sus preceptos); sobre este punto encontramos ministerios que dicen que solo el Nuevo Testamento es válido, incluso que solo determinados libros del Nuevo Testamento encierran la verdad; otros han agregado libros sin ningún tipo de fundamento teológico, alegando que la obra de Dios está inconclusa y que ellos han sido llamados a corregirla y completarla.

Acerca de esto, debemos ser claros que Dios no se ha revelado a la humanidad a medias, ni la obra de nuestro Señor Jesucristo ha sido vana ni incompleta. La Biblia es clara que la misión redentora de Cristo ha sido consumada. 

La Biblia nos ha dado las herramientas necesarias para poder identificar si los mensajes que escuchamos están apegados a la verdadera revelación de Dios por medio de su Palabra, si lo que nos están diciendo como cierto viene revelado por el Espíritu de Dios, es por eso que en 1 Juan 4: 2-3 leemos: 

“En esto conoced el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; 3y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del Anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo”. (Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.) 

Así que, hermanos, asistamos a la Iglesia, adoremos, alabemos, escuchemos el mensaje del pastor o de el sacerdote, pero sobre todo, LEAMOS Y ESTUDIEMOS LA BIBLIA, aún cuando La Biblia tiene un mensaje central y eterno en la figura de Cristo Jesús, ella tiene que decirnos algo diferente a cada uno, un mensaje personal para cada uno que la lee; Dios se revela por medio de La Biblia de diferente forma para cada uno de nosotros, y en ella encontramos el conocimiento suficiente para poder evaluar el Espíritu del mensaje que nos dan otras personas, nos da el conocimiento para probar si los espíritus son de Dios. 

El mismo Jesús nos hace una invitación en el Evangelio de Juan, capitulo 5:39:

39Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí (Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.) 

Paz y bendiciones para todos.

Envíenos sus valiosos comentarios acerca de éste articulo

 

Linaje Escogido

Página Principal    Que es La Biblia    Contenido de La Biblia    Antecedentes Históricos    La Biblia en Español

Los Libros de La Biblia    Mapas Bíblicos    Tema de Estudio    Reflexiones    Sus Comentarios